jueves, 1 de diciembre de 2011

PRÓXIMO CONCIERTO DE CINCO SIGLOS


Tríptico Medieval. Las artes instrumentales en la España de las Tres Culturas

Lugar


Alcalá la Real, Iglesia Abacial del Castillo de La Mota

Fecha


Jueves, 8 de diciembre de 2011, 12.00 h.

Director


Miguel Hidalgo

Intérprete


CINCO SIGLOS

Componentes


Antonio Torralba, flautas
Gabriel Arellano, viola medieval
José Ignacio Fernández, cítola y bandurria medievales
Antonio Sáez, percusión
Miguel Hidalgo, laúd y guitarra medievales, dirección musical

Programa


PRIMERA PARTE

Tríptico I
Lorenzo da Firenze (m. ca. 1372)
Ritornello de cacica A ricolta bubu

Anónimo (siglo XIV)
Istanpitta Tre fontane

Anónimo (siglo XIV)
Danza Chançoneta tedescha I

Anónimo (siglo XIV)
Danza Lamento di Tristano-La Rotta

Anónimo (siglo XIV)
Danza Bel fiore dança

Tríptico II
Anónimo (siglo XIII)
Estampie La Quinte Estampie Real

Anónimo (siglo XIII)
Danza Dansse Real

Tassinus (siglo XIII)
Estampie Chose Tassin I


SEGUNDA PARTE

Tríptico III
Anónimo (siglo XIV)
Danza Cuncti simus concanentes

Anónimo (siglo XIV)
Danza Ad mortem festinamus

Alfonso X el Sabio de Castilla (1221-1284)
Cantiga A madre do que livrou

Cadenet (ca. 1160-ca. 1235)
Alba S’anc fui belha ni prezada

Alfonso X el Sabio de Castilla
Cantiga Maravillosos e piadosos

Notas programa


Tríptico Medieval

Antonio Torralba

En los libros más antiguos, en los capiteles y pórticos que, para nuestro deleite, han escapado a la incuria del tiempo nos sorprenden a veces imágenes de músicos que tañen laúdes y flautas, violas y chirimías. Sones de trovadores, músicas para la fiesta y el amor, aires andalusíes y danzas de juglares llenaron hace siglos las tardes de los reyes, las veredas de los peregrinos, las noches de una plaza en primavera. La mayoría de los instrumentos que hicieron sonar aquellos aires entraron en Europa por esa puerta de saber y refinamiento que fue durante siglos Al-Ándalus; y se occidentalizaron en las cortes de Alfonso X de Castilla antes de continuar una ruta no menos fértil hacia el norte. Las veladas musicales que se tenían en aquellas espaciosas salas de Sevilla y Toledo, cuando un sabio monarca impulsaba la más ingente labor cultural del Medievo, fundían lo más bello que Oriente y Occidente aportaban al arte de los sonidos. A ellas dedicamos la parte final de la tercera tabla de nuestro Tríptico, que también muestra una pincelada de la danza religiosa de la Baja Edad Media, singularmente a través de la famosa "danza de la muerte" conservada en el monasterio benedictino de Montserrat.

Pero el paisaje medieval que las músicas llegadas de aquellos lejanos siglos nos permiten evocar es sorprendente. La pieza que abre nuestro recital, por ejemplo, ha podido retener en su singular estribillo la evocación de los toques de trompa que llaman a la caza. Nos sirve de preludio a la primera tabla de nuestro tríptico, centrada en el refinado arte de la danza italiana del Trecento. Nuestro recorrido por los escenarios de la música de baile medieval nos lleva, en el segundo de los lienzos que lo articula, hasta los manuscritos más antiguos de cuantos hoy conservan colecciones de música para danzar: el conocido como Le manuscrit du Roy de la Biblioteca Nacional de París y el H 196 de la Biblioteca de la Escuela de Medicina de Montpellier. Ofrecemos dos bulliciosas estampies (principal forma instrumental de la época) y una solemne danza real.