sábado, 5 de septiembre de 2009

Confesión barroca

A Tinto(rro) Brass


Núm. 153. «Padre, ¿Y en oír músicas, ver comedias y bailes deshonestos, hay quebrantos del voto? Deleitándose, señora, en sus obscenidades o deseándolas como dije que raro contingit, sí señora, pero si es por recreación y cesando el escándalo, es muy probable que no».

Núm. 155. «Padre, ¿y en quitarse el hábito de las Monjas para hacer alguna comedia u otro festejo así, en una cuelga de una abadesa o en unas carnestolendas, hay materia de pecado? Señora del mismo modo respondo, que si es dentro del convento recreationes causa, no hay culpa, pero si es delante de los seglares, hay culpa mortal».


Cartilla de la doctrina religiosa... en obsequio de las llamadas a religión y para alivio de los maestros que las instruyen. México: Por la viuda de Miguel de Ribera, 1708. Este volumen fue reimpreso como: Cartilla de la doctrina religiosa... para las niñas que se crían para monjas, y desean serlo con toda perfección. México: Imprenta de la Biblioteca Mexicana, 1766.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio me pregunto ¿de nuestra generación quién no fue educado por curas y monjas?.
La mayoría eran colegios de niñas y niños, y educadores religiosos. ¿recuerdas a alguien conocido? Quizás no, tu realmente eres más joven que yo.

ana de la robla dijo...

Lindezas...

Anónimo dijo...

Nooo......, solo era una broma.
"Pensemos juntos" Saludos.