martes, 12 de julio de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 126: "Y AL SON DE UN RABEL, QUE ADMIRABLEMENTE TOCA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 126
Y AL SON DE UN RABEL, QUE ADMIRABLEMENTE TOCA

"—Entre estos disparatados, el que muestra que menos y más juicio tiene es mi competidor Anselmo, el cual, teniendo tantas otras cosas de que quejarse, sólo se queja de ausencia; y al son de un rabel, que admirablemente toca, con versos donde muestra su buen entendimiento, cantando se queja."

(QUIJOTE, I, Cap. 51)