jueves, 1 de septiembre de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 177: "QUE NO GUSTO QUE SE BEBAN DE LAS NIÑAS EL ALIENTO"

CERVANTES Y LA MÚSICA 177
QUE NO GUSTO QUE SE BEBAN DE LAS NIÑAS EL ALIENTO

"OCAÑA:Ya les he dicho que bailen
a lo templado y honesto:
que no gusto que se beban
de las niñas el aliento.
BARBERO: ¡Por vida del so lacayo,
que nos deje, que aquí haremos
lo que más nos diere gusto!
OCAÑA: Bailen: después nos veremos.
MÚSICOS: Es de tal manera
la fuerza amorosa
que a la más hermosa
vuelve en quimera.
El pecho de cera,
de fuego la gana,
las manos de lana,
de fieltro los pies:
que si yo no me guardo, &c.
TORRENTE: Tampoco a mí me contentan
estas vueltas ni floreos:
que se requiebran bailando,
pues son requiebros los quiebros.
MÚSICOS: Señores lacayos, vayan
y monden la haza, y déjennos.
OCAÑA: Musiquillo de mohatra,
canta y calla, que queremos
estar aquí a tu pesar.
MÚSICOS: Está bien dicho; cantemos.
Que tiene costumbre
de ser amorosa,
como mariposa
se va tras su lumbre,
aunque muchedumbre
de guardas le pongan,
y aunque más propongan
de hacer lo que hacéis:
que si yo no me guardo...
TORRENTE:Varilla de volver tripas,
no hagas tantos meneos;
lagartija almidonada,
baila a lo grave y compuesto.
DOROTEA: Bodegón con pies, camine,
que aquí no le conocemos;
calle o pase, porque olisca
a lacayo y a gallego.
MUÑOZ: Éstas sí que son matracas,
que tienen del caballero,
de lo ilustre y de lo lindo,
de lo propio y lo risueño.
OCAÑA: Bailar quiero con Cristina.
TORRENTE: No con mi consentimiento.
¿No se acuerda el sor Ocaña
que a mí me dio su pañuelo,
y que, en fe de ser su cuyo,
sobre ella dominio tengo,
y que los rayos del sol
no la han de tocar, si puedo?
OCAÑA: ¿Y no sabe el so Torrente
que soy aquel que merezco
bailar con un arzobispo,
aunque sea el [de] Toledo?
CARDENIO: ¿No pasa el baile adelante?
OCAÑA: No; que ha de pasar primero
de Ocaña la valentía,
su venganza y su denuedo."

(LA ENTRETENIDA)