miércoles, 30 de noviembre de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 267: "NO SÓLO EL OÍR LA MÚSICA, SINO ENTENDER LA LETRA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 267
NO SÓLO EL OÍR LA MÚSICA, SINO ENTENDER LA LETRA

"Apenas se habían retirado, cuando llegó a los oídos de todos los que en el barrio despiertos estaban una voz de un hombre que, sentado sobre una piedra, frontero de la posada del Sevillano, cantaba con tan maravillosa y suave armonía, que los dejó suspensos y les obligó a que le escuchasen hasta el fin. Pero el que más atento estuvo fue Tomás Pedro, como aquel a quien más le tocaba, no sólo el oír la música, sino entender la letra, que para él no fue oír canciones, sino cartas de excomunión que le acongojaban el alma; porque lo que el músico cantó fue este romance:
Donde estás, que no pareces,
Esfera de la hermosura….."

(LA ILUSTRE FREGONA)