jueves, 1 de mayo de 2008

INCENTIVOS A LA CALIDAD

“A esta niña no se le pega, que me ha traído un huevo”. Es una anécdota de hace más de cien años. La contaba mi abuela de su maestra y acabó convirtiéndose en una broma familiar. Me vino a la mente al debatir en mi instituto el famoso incentivo de 7000 € incluido en el Programa de Calidad y Mejora de los Rendimientos que ha propuesto al profesorado la Junta de Andalucía.

Puestos a apuntarse al pragmatismo, más se conseguiría ofreciendo antes el incentivo a los propios alumnos y, en segundo término, a sus padres; más que nada, por respetar el orden en el grado de protagonismo de los personajes del teatro educativo. Pero no van por ahí los tiros: por este lado se intenta igualar al margen de los "resultados".

Todos tenemos una lista entrañable de maestros a los que profesamos una gratitud impagable. Los recordamos a menudo y solemos decir sus nombres evocando su ejemplo, su habilidad y su pasión enseñando. Otros nos ayudaron menos o nos hicieron perder el tiempo… Personalmente, los recuerdo con indulgencia, porque crecimos con la sana idea de que los primeros responsables de nuestra formación éramos nosotros mismos. En cualquier caso, tengo el convencimiento de que ni a unos ni a otros los hubiera cambiado este incentivo.

Me enorgullece comprobar que pertenezco a un cuerpo (el 590) que ha rechazado masivamente la propuesta de la Consejería. Quiero creer que en ese voto en contra no ha pesado sólo el rechazo a la horrible y estéril burocracia que va a generar el Programa y al concepto de calidad en que se basa, sino también y muy especialmente la defensa de una idea antigua de la profesión. Ha de estar pagada justamente, se han de perseguir y penalizar las malas prácticas, pero no se incentiva con dinero el entusiasmo ni se premia así la vocación. Porque el profesor lleva en la virtud el premio y en el pecado la penitencia. Y no se le soborna con un jamón.

3 comentarios:

Tessitore di Sogno dijo...

Apenas llegué a este espacio haciéndo una búsqueda de la pieza "une jeune fillette", a mi me encanta la versión de la cinta "tout la matans da monde" en interpretación de Jordi Savall.

Ha sido una grata sorpresa topar con este blog y pasaré con frecuencia :)

Antonio dijo...

¡Bienvenido!
Espero verte más veces por aquí.

Anónimo dijo...

Que bien y con que gracia escribes.