martes, 20 de mayo de 2008

Pagagnini

Esta mañana he ido al Gran Teatro (Córdoba) para disfrutar, junto con un grupo de alumnos de primero de secundaria, el magnífico espactáculo de Yllana y Ara Malikian. Se trata de una hora de música, teatro y humor tan bien diseñada e interpretada que no puede no gustar. No os la perdáis. Mis alumnos y yo (y los de otros colegios y los ancianos de una residencia que también estaban allí) hemos quedado boquiabiertos.
Por cierto, llama la atención el que todas las piezas son manipuladas musicalmente salvo la de Vivaldi (la tormenta de verano de Las Cuatro Estaciones) que parece compuesta para la ocasión.