miércoles, 25 de junio de 2008

Juglaresa

Otra entrega de nuestra antología de literatura española con música: el Libro de Apolonio. Hay otros fragmentos muy bonitos que incluso aluden a la técnica de toque de la dueña, pero éste me gusta especialmente. Esencia de juglaría.


426 Luego el otro día, de buena madurguada,
levantose la dueña ricamiente adobada;
priso una viola buena y bien temprada,
e sallió al mercado violar por soldada.


427 Comenzó unos viesos y unos sones tales,
que trayén grant dulzor y eran naturales;
finchiénse de homes apriesa los portales,
non les cabié en las plazas, subiense a los poyales.


428 Cuando con su viola hobo bien solazado,
a sabor de los pueblos hobo asaz cantado,
tornoles a rezar un romance bien rimado,
de la su razón misma, por ò había pasado.