martes, 3 de marzo de 2009

La hora exquisita

Reynaldo Hahn compuso esta canción cuando era estudiante del Conservatorio de París; y la cantó por primera vez ante el propio Verlaine, autor de la letra, bellísimo poema que me atrevo a versionar en rojo.

La lune blanche
La luna clara
luit dans les bois.
enciende el verdor.
De chaque branche
De cada vara
part une voix
sale una voz
sous la ramée.
so la enramada.
Ô bien aimée...
Oh bienamada...

L'étang reflète,
Pinta la alberca
profond miroir,
profundo espejo
la silhouette
la estampa fresca
du saule noir
del sauce viejo
où le vent pleure.
do el viento llora.
Rêvons, c'est l'heure.
Soñar ahora.

Un vaste et tendre
Dulce y total
apaisement

sometimiento
semble descendre

quiere bajar
du firmament
del firmamento
que l'astre irise.

que el astro excita.
C'est l'heure exquise!
¡Hora exquisita!


Ninon Vallin canta acompañada por el propio compositor




El contratenor Ph. Jaroussky canta acompañado de Jerome Ducros