viernes, 5 de marzo de 2010

Valle Rivilla


Los cuadros de Valle Rivilla, como los de Brueghel, me gustan en proporción directa al número de personas que aparecen en ellos. Más cuanta más gente. La pintora (que ahora expone en la Galería Carmen del Campo) desarma el futbolín y lo recompone con gracia una y otra vez para mostrarnos las cuatro patas de la felicidad social: la libertad, la prosperidad, la justicia y la paz.









3 comentarios:

Anónimo dijo...

De su última pintura insertada...
"De las corridas mejor no hablar".

Mª Luisa dijo...

Enhorabuena, precioso y selectivo.

Isabel Ferrezuelo dijo...

Que sorpresa mas agradable saber que creas arte.Me encantan tus cuadros.un abrazo.