martes, 2 de agosto de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 147: "PISAD EL POLVITO"

CERVANTES Y LA MÚSICA 147
PISAD EL POLVITO

"El cantar de Preciosa fue para admirar a cuantos la escuchaban. Unos decían: «¡Dios te bendiga la muchacha!». Otros: «¡Lástima es que esta mozuela sea gitana! En verdad, en verdad, que merecía ser hija de un gran señor». Otros había más groseros, que decían: «¡Dejen crecer a la rapaza, que ella hará de las suyas! ¡A fe que se va añudando en ella gentil red barredera para pescar corazones!» Otro, más humano, más basto y más modorro, viéndola andar tan ligera en el baile, le dijo: «¡A ello, hija, a ello! ¡Andad, amores, y pisad el polvito atán menudito!» Y ella respondió, sin dejar el baile: «¡Y pisarélo yo atán menudó!»"

(LA GITANILLA)

Se alude a un baile (el polvillo) que aparece citado por varios literatos Góngora, Quevedo, Lope de Vega...) y censurado (como la zarabanda y la chacona) por algunos moralistas.