lunes, 22 de septiembre de 2008

Cosas de clase: una interesante experiencia




Nuestro compañero José Carlos Belmonte, del IES González de Aguilar, de Ayamonte, quiere compartir una experiencia llevada a cabo en colaboración con instituciones públicas, entidades financieras y vecinos del pueblo en torno al acercamiento del mundo de la ópera, no sólo a alumnos del centro donde él es profesor de Música, sino a todo el que quisiera aparecer por la cafetería de Ángel durante los tres días en los que se desarrolló la actividad (la cafetería se llama “La Biblioteca”, desde aquí le hacemos una merecida publicidad).
José Carlos nos detalla minuciosamente la preparación y el desarrollo de las proyecciones de las óperas seleccionadas con el objetivo de contagiar al pueblo con su entusiasmo por este género musical y de impulsar la vida cultural de Ayamonte implicando a un buen número de personas que lo hicieron posible.
Las óperas seleccionadas fueron Rigoletto de Verdi, La flauta mágica de Mozart y El barbero de Sevilla de Rossini. Tras una introducción realizada por vecinos del pueblo aficionados a la música o relacionados con el mundo de la cultura, pasaban al visionado de la ópera, seleccionando las escenas de mayor relevancia para comprender mejor la obra. En determinados momentos, congelaban la imagen para explicar la acción y poner en antecedentes, si era preciso, a los asistentes. Algunos también hacían preguntas que se respondían “sobre la marcha” para ir entendiendo mejor la trama. Así iban llegando al final, tras casi dos horas de proyección en cada sesión, en la que había ido “desfilando” un público muy variopinto, en un principio compuesto en su mayoría por alumnos. Tras la proyección no quedaban tantos alumnos (cosa normal y esperada), pero sí un número considerable de adultos que preguntaban diversas cuestiones, transformando así el ambiente en una especie de “opera-forum” improvisada, en la que ahondaban en detalles y cuestiones más profundas de la ópera que habían visto, o de otras cuestiones relativas a los cantantes, los propios autores de las obras, etc. José Carlos comenta que en la segunda y en la tercera sesión aumentó el número de alumnos que se quedaban a charlar tras la proyección.
Dado que la información que nuestro compañero nos brinda es bastante amplia, si alguien está interesado en conocerla con todo lujo de detalles puede ponerse en contacto con él en esta dirección: belmonte63@yahoo.es

2 comentarios:

extractos... dijo...

Muy buena iniciativa, y fantástico el lugar elegido

Un saludo

ANA DE LA ROBLA dijo...

Precisamente yo he estado trabajando hace muy poco con grupos de aficionados a la ópera que querían adentrarse más en los vericuetos de las obras. Oye, un exitazo. Les encantaba, salían enamorados (de la música).