martes, 26 de febrero de 2008

Música dulce como el dulce sueño



"Larghetto" de la Triosonata para violín, laúd y bajo continuo RV 82
Kapsberger Ensemble
Rolf Lislevand, laúd.

Música dulce como el dulce sueño
que, amigo, embellece cada tarde;
música que revive, enciende y arde
quemando fibras que no tienen dueño.

Música dulce que vuelve halagüeño
cualquiera tiempo; y, sin alarde,
disuelve airosa toda faz cobarde,
ingenua y pura como un sol risueño.

Música piadosa que sana y cura
las contracturas del ánimo herido…
Hermosa dama de extraña figura,

como Hesíodo, otra cosa no te pido
sino que en los momentos de amargura
en mi tristeza viertas sorbos de olvido