martes, 19 de agosto de 2008

Una sonata y un soneto

Schubert, Sonata No. 19 en do menor, D.958. Adagio

Sviatoslav Richter




Un adagio de Schubert esta tarde
me ha traído un recuerdo ya lejano
de una noche estrellada de verano…
Y aquella bombilla que otra vez no arde,
y el canario que a deshoras hace alarde,
y cuatro higos que tumbó el solano.
Déjale la mecedora a tu hermano,
¿ves cómo corre el gato?, ¡qué cobarde!
El patio, el pie de la jaula, la higuera,
el agua amiga del botijo frío,
me han cavado dentro una madriguera.
Y ese adagio de Schubert, amor mío,
le ha sumado otra vuelta a mi ceguera:
soñar que ya te amaba aquel estío