jueves, 4 de diciembre de 2008

I will give my love an (other) apple

Hace cosa de un año traje aquí esta hermosa canción inglesa en la versión de Alfred Deller.
Recientemente, he vuelto a ella para cantarla en clase con los niños del primero de ESO bilingüe, aprovechando que la lectora inglesa que colabora con nosotros en el instituto canta muy bien en este estilo. Un poco a esta manera:



Aunque para los alumnos es un un poco difícil de entonar en su segunda mitad, creo que merece la pena. Además, se presta a acompañamientos sencillos; y también nos sirve para aprender vocabulario; cambiando, por ejemplo, las frutas y el tipo de semilla (seed) que esconden dentro. Hay frutas con corazón (core), como la manzana o la pera, con pepitas (pips) como el melón, con hueso (stone) como el melocotón, etc.
Y luego están los simbolismos... En fin, que es una canción buena para la clase. Con según qué frutas el humor, que engrasa tan bien el aprendizaje, está asegurado.




Aquí, cantada por un niño de 14 años:




La letra más conocida de la canción es ésta:

I will give my love an apple without e'er a core,
I will give my love a house without e'er a door,
I will give my love a palace wherein she may be,
And she may unlock it without any key.

My head is the apple without e'er a core,
My mind is the house without e'er a door.
My heart is the palace wherein she may be,
And she may unlock it without any key.

Pero hay otra también muy hermosa:

I will give my love a cherry without e'er a stone,
I will give my love a chick without e'er a bone,
I will give my love a ring, not a rent to be seen,
I will get my love children without any crying.

When the cherry's in blossom there's never no stone,
When the chick's in the womb there's never no bone,
And when they're rinning running not a rent to be seen,
And when they're child-making they're seldom crying.