martes, 7 de junio de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 91: "NOMBRE, A SU PARECER, MÚSICO Y PEREGRINO"

CERVANTES Y LA MÚSICA 91
NOMBRE A SU PARECER MÚSICO Y PEREGRINO

"Llamábase Aldonza Lorenzo, y a ésta le pareció ser bien darle título de señora de sus pensamientos, y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo, y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso, porque era natural de Toboso; nombre, a su parecer, músico y peregrino y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto."

(QUIJOTE, I, Cap. 1)

Lo mismo que Rocinante es nombre "alto y sonoro", Dulcinea del Toboso es "músico y peregrino y significativo", esto es, sonoro, singular y significativo. La búsqueda de la musicalidad de las palabras es una constante de la escritura cervantina. Como también lo es el juego poético o burlón con los nombres propios (véase, por ejemplo, nuestra entrada 81ª)