lunes, 3 de octubre de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 209: "DONDE HAY MÚSICA NO PUEDE HABER COSA MALA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 209
DONDE HAY MÚSICA NO PUEDE HABER COSA MALA

"Y pasó adelante. Poco desviados de allí hicieron alto estos tres carros, y cesó el enfadoso ruido de las ruedas, y luego se oyó otro, no ruido, sino un son de una suave y concertada música formado, con que Sancho se alegró, y lo tuvo a buena señal; y así, dijo a la duquesa, de quien un punto ni un paso se apartaba:
—Señora, donde hay música no puede haber cosa mala.
—Tampoco donde hay luces y claridad –respondió la duquesa. A lo que replicó Sancho: —Luz da el fuego, y la claridad las hogueras, como lo vemos en las que nos cercan, y bien podría ser que nos abrasasen; pero la música siempre es indicio de regocijos y de fiestas."

(QUIJOTE II, Cap. 34)