viernes, 7 de octubre de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 213: "UN HUECO Y DESMESURADO CUERNO"

CERVANTES Y LA MÚSICA 213
UN HUECO Y DESMESURADO CUERNO

"Pasmóse el duque, suspendióse la duquesa, admiróse don Quijote, tembló Sancho Panza, y, finalmente, aun hasta los mismos sabidores de la causa se espantaron. Con el temor les cogió el silencio, y un postillón que en un traje de demonio les pasó por delante, tocando en vez de corneta un hueco y desmesurado cuerno, que un ronco y espantoso son despedía."

(QUIJOTE II, Cap. 34)