jueves, 10 de marzo de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 2: "MÚSICA DE MESA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 2 
MÚSICA DE MESA

En esta segunda entrega nos vamos desde los pastores de La Galatea a los no menos idílicos mundos que fantasea don Quijote a propósito de los caballeros.

Es en el capítulo 50 de la primera parte de la novela. El ingenioso hidalgo intenta convencer al canónigo de las bondades de los libros de caballería, que "destierran la melancolía" e incluso "mejoran la condición" de quien los lee.

Enumerando una serie de delicias de las que a veces gozaban los caballeros andantes ("¿Qué verle servir todas las doncellas, guardando un maravilloso silencio?" -uy, ya hemos gastado una cita: que 297 son muchas y veremos a ver si no hay-), no se olvida de incluir entre esos placeres una especie de tafelmusik o música de mesa en la que, como ocurría a menudo también en los dormitorios, los músicos no están a la vista, sino al otro lado de la puerta. Don Quijote (ya viene la cita) lo dice así:

"¿Cuál será oír la música que en tanto que come suena, sin saberse quién la canta ni dónde suena?"


(QUIJOTE, I, Cap. L)