miércoles, 23 de marzo de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 15: "UN HOMBRE QUE BAILA CON LA NADA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 15 
UN HOMBRE QUE BAILA CON LA NADA

En el "Retablo de las Maravillas" van saliendo cosas que sólo puede ver quien no sufra de alguna de estas dos grandes anomalías: "que tenga alguna raza de confeso, o no sea habido y procreado de sus padres de legítimo matrimonio".

"CHIRINOS: Esa doncella, que agora se muestra tan galana y tan compuesta, es la llamada Herodías, cuyo baile alcanzó en premio la cabeza del Precursor de la vida. Si hay quien la ayude a bailar, verán maravillas. 
BENITO: ¡Ésta sí, cuerpo del mundo, que es figura hermosa, apacible y reluciente. ¡Hideputa, y cómo se vuelve la mochac[h]a! Sobrino Repollo, tú, que sabes de achaques de castañetas, ayúdala, y será la fiesta de cuatro capas. 
SOBRINO: Que me place, tío Benito Repollo. 
Tocan la zarabanda
CAPACHO ¡Toma mi abuelo, si es antiguo el baile de la Zarabanda y de la Chacona!
BENITO: Ea, sobrino, ténselas tiesas a esa bella jodía."

(EL RETABLO DE LAS MARAVILLAS)

Se supone que el sobrino baila solo, ya que las figuras del retablo son inexistentes. Sobre la dificultad para ver que el rey va desnudo en que se basa la trama del "Retablo", Joaquín Casalduero escribió: 

"No es un bailarín que baila solo, es un hombre que baila
con la nada hecha palabra." Así se manipula.

Sobre la zarabanda y la chacona, lógicamente, habremos de volver.