lunes, 14 de marzo de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA: "UN ARPA QUE ALIVIA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 6 
UN ARPA QUE ALIVIA

Los alegres entretenimientos que nos brinda la novela de don Quijote no están sólo en el relato de sus peripecias, sino también en los cuentos y episodios que, como era frecuente en el género, la trufan. Éstos, el propio Cervantes lo dice, "no son menos agradables y artificiosos y verdaderos que la misma historia". Así debió parecer también a Shakespeare, a juzgar por la obra de teatro que escribió sobre la historia de Cardenio. Esa obra, hoy perdida, fue estrenada en 1613.

Nuestra cita (Capítulo XXVIII de la 1ª parte) pertenece al monólogo de uno de los personajes implicados en la historia de Cardenio: la bella Dorotea.

"...y si alguna, por recrear el ánimo, estos ejercicios dejaba, me acogía el entretenimiento de leer algún libro devoto, o tocar una arpa, porque la experiencia me mostraba que la música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu."

(QUIJOTE, I, Cap. XXVIII)