domingo, 13 de marzo de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 5: "LA LANA DE JUANILLA"

CERVANTES Y LA MÚSICA 5 
LA LANA DE JUANILLA

En el "Coloquio de los perros" Berganza, haciendo burla de las novelas pastoriles (recordemos nuestra primera cita de "La Galatea") dice que los pastores no son tan finos:

"BERGANZA.—Porque si los míos cantaban, no eran canciones acordadas y bien compuestas, sino un “Cata el lobo do va, Juanica”, y otras cosas semejantes; y esto no al son de chirumbelas, rabeles o gaitas, sino al que hacía el dar un cayado con otro o al de algunas tejuelas puestas entre los dedos; y no con voces delicadas, sonoras y admirables, sino con voces roncas, que, solas o juntas, parecía que no cantaban, sino que gritaban o gruñían."

(COLOQUIO DE LOS PERROS)

De esa canción ("Cata el lobo dó va, Juanica") se han conservado el texto y dos referencias a su música. También nos ha llegado una referencia contextual muy interesante que recoge el flautista Víctor Rondón en su disco "Ychepe Flauta". Dice que la canción "es mencionada en crónicas chilenas de mediados del siglo XVI con ocasión de que un grupo de familias españolas que deseaban navegar de vuelta a su patria con las riquezas obtenidas en los primeros años de la conquista, son engañados por el propio Pedro de Valdivia quien ordena zarpar la nave de noche y les abandona en la playa. Al percatarse de esta intención, uno de ellos, de oficio soldado y trompetista, tocó con su instrumento la mencionada ‘Cata el lobo do va, Juanica’ con lo que la afligida situación de los timados se resolvió en agridulces risas".

El texto de la canción, al parecer de sentido erótico, es:


Cata el lobo dó va, Juanilla,
cata el lobo dó va.
Cata el lobo, Juana,
que a tu hato un día
dicen que quería
mordelle la lana;
ponte en cobro, hermana,
que te morderá.
Cata el lobo dó va Juanilla,
cata el lobo dó va.
Es tan carnicero
que no hay quien le harte,
ni anochece en parte
sin ser agujero:
si sube al otero,
calársete ha.
Cata el lobo dó va, Juanilla,
cata el lobo dó va.


Como Jorge Manrique hace siglos, hay quien hoy (bárbaro tiempo de la depilación indiscriminada) pudiera preguntarse, pensando antes en damas que en ovejas, ¿qué se hicieron las lanas/ de los fuegos encendidos/ d'amadores? Pregunta vana.
Las dos referencias musicales están en Salinas ("De musica libri septem". Salamanca, 1577) y en "La Justa", una ensalada de Mateo Flecha.