sábado, 21 de mayo de 2016

CERVANTES Y LA MÚSICA 74: "HABIENDO VISTO BAILAR A LAS GITANAS Y GITANOS"

CERVANTES Y LA MÚSICA 74
HABIENDO VISTO BAILAR A LAS GITANAS Y GITANOS

"Y fue que, después de haber dado en aquel lugar algunos vasos y prendas de plata en fianzas, como tenían de costumbre, Preciosa y su abuela y Cristina, con otras dos gitanillas y los dos, Clemente y Andrés, se alojaron en un mesón de una viuda rica, la cual tenía una hija de edad de diez y siete o diez y ocho años, algo más desenvuelta que hermosa; y, por más señas, se llamaba Juana Carducha. Ésta, habiendo visto bailar a las gitanas y gitanos, la tomó el diablo, y se enamoró de Andrés tan fuertemente que propuso de decírselo y tomarle por marido, si él quisiese, aunque a todos sus parientes les pesase; y así, buscó coyuntura para decírselo, y hallóla en un corral donde Andrés había entrado a requerir dos pollinos."

(LA GITANILLA)