sábado, 5 de enero de 2008

Sobre la enseñanza (IV de XX)

Como saben los seguidores del blog, estamos publicando espaciadamente (pero pueden verse también seguidadas clicando sobre la etiqueta "Sobre la enseñanza") y de forma dialogada las opiniones de veinte profesores de secundaria sobre la situación actual de esas enseñanzas en España. Ahora viene la cuarta profe.

Enero
Edad: 28
Tiempo de servicios: 1 año
Asignatura: Música


Antonio: Quienes escriben sobre el informe Pisa son, por lo general, políticos a la defensiva y licenciados que extrapolan sus vivencias escolares a la generalidad de los niños de su época. Por ejemplo, cuando Muñoz Molina habla (Babelia, 15.12.07) de la afición a la lectura que le supieron despertar sus maestros, ¿crees que sus reflexiones son extraporables a la mayoría de los niños españoles nacidos en 1956? Esto debería/podría estar medido, pero, puestos a opinar, ¿leen más españoles de 51 (como Muñoz Molina), de 61, de 41, de 31, de 21? ¿Cuál es tu percepción de los hechos?

Enero: No creo que la edad esté relacionada con la afición a la lectura. Sí puede ser que ahora predominen más la imagen y el sonido que antes y encontremos más aficionados al cine o a la música que a la lectura en todas las edades.

Antonio: ¿Qué opinas del nivel de preparación del profesorado de la secundaria? ¿Crees que hay alguna correlación entre el grado de preparación y la edad?

Enero: Creo que la preparación que recibimos está desequilibrada: mucha teoría y casi ninguna práctica. Y esto se puede ver en las carreras que dan acceso a las oposiciones, en las oposiciones, en el CAP, en los cursos del CEP, en los cursos de formación del profesorado en prácticas, en las propias prácticas, etc. Esto significa que contamos con poca o ninguna ayuda a la hora de empezar a trabajar, la buena voluntad de tus compañeros (que creo que abunda) y poco más. La experiencia siempre es un grado. Creo que sí, que existe una correlación y cuanta más experiencia tiene un profesor debe hacerlo mejor.

Antonio: ¿Qué diferencias notas entre las aulas en las que tú estudiaste y las actuales?

Enero: Las clases son muchísimo más heterogéneas y desgraciadamente el cupo no ha descendido lo que debiera. Los alumnos van realmente obligados a clase: la policía los trae al instituto si hacen las ratas. Muchos más alumnos tienen claro que quieren dedicar su tiempo a hacer otras cosas, y a veces las hacen en clase. Supongo que la metodología, antes era tipo clase magistral y ahora todo es más dinámico y participativo.

Antonio: ¿En qué crees fundamentalmente que se equivocan las administraciones educativas?

Enero: No tengo mucha experiencia y puede que me equivoque pero creo que:

1.- En ahogar al profesorado con papeleo administrativo, perjudicial para el medio ambiente, y más aún para el proceso de enseñanza y aprendizaje.

2.- En enfocar cada vez más la inspección como una labor policial (algo que en ocasiones fomenta la propia directiva de los Centros), en vez de como una ayuda al profesorado y un elemento esencial para la mejora de la educación.

3.- En limitar las opciones para el alumnado que no quiere estudiar.

4.- En que todos los años y casi todos los meses sea el día de no sé qué.


Antonio: ¿Qué te gustaría que ocurriera en política educativa a corto plazo?

Enero:
1.- Mejorar la situación de la música y las humanidades en los planes de estudio.

2.- Que descienda el número de alumnos por aula.

3.- Que se creen opciones alternativas para los alumnos que no quieren estudiar.